Restaurante Palermo – Tapia de Casariego (Asturias) [3]

fartucate.net

fartucate.netYa son muchas las veces que Fartúcate acude a uno de sus restaurantes favoritos, El Palermo, de Tapia de Casariego.

Su nombre se debe a que su fundador, padre de Alfonso Santiago, actual propietario y cocinero, trabajó en Gijón en un establecimiento llamado así, y quiso que este nombre perdurase como recuerdo y homenaje a la época feliz que vivió en sus fogones.

fartucate.netAlfonso se ha formado con los mejores nombres de la profesión de Asturias y ha estado en numerosos restaurantes aprendiendo los secretos de una cocina que tiene muy en cuenta la materia prima y los platos clásicos, pero dándoles un toque moderno y muy atractivo.

El Restaurante fue, durante los años dorados de la economía, un sitio de precios medio – altos, porque siempre se trabajaba con productos punteros y en cantidades importantes. Actualmente Alfonso ha reconvertido su local en algo más informal, sin renunciar a cualquier encargo, apostando por las tapas elaboradas, y muy originales, para compartir. Una comida a base de tapas, vino digno y postre puede rondar los 25 €, precio más que adecuado teniendo en cuenta el sitio, el servicio, el menaje y la calidad.fartucate.net

Además este verano abrió lo que llama El Patio de Rosalo, una zona aún más divertida, comida más ligera, al aire libre, pero protegido por carpa y cortavientos para asegurar la comodidad.

Nosotros, ya conocidos de años, solemos darle un precio por comensal para que el mismo Alfonso y Santiago, su más que eficiente Jefe de Sala, elaboren el menú y los vinos que consideren. Así nos garantizamos la sorpresa siempre.

fartucate.netEn esta ocasión le pedimos un menú para nueve personas a 40 € por comensal, todo incluido. Y esto fue lo que pasó.

Nos recibieron con unos entrantes a base de Jamón Ibérico, de primerísimo nivel, bien cortado y abundante, y un Fuet de morcilla que, la verdad, no nos emocionó, quizás por lo desconocido.fartucate.net

Unas Anchoas en Pan de Cristal. Anchoas exquisitas, bien de sal y sabor, sobre un pan muy sutil, realmente se rompía en la boca. Muy bien.fartucate.net

Empanada de Bonito con guacamole. El hojaldre es muy bueno, casi lo que pongas va a saber bien. La habíamos probado con arenques, con bonito está también muy rica. Notable.fartucate.net

Almejas guisadas con pulpo y alcachofas baby. Perfecta combinación, equilibrada, conjunto muy sabroso y con la base de lo que fue un plato mítico del Palermo, las Almejas a la marinera. Es una salsa exquisita, poderosa, punto justo de harina. Acabamos el pan. Plato importante.fartucate.net

Merluza Lemon gras. Elaborada la salsa con citronela, una variedad de limón. Todos los pescados que hacen en el Palermo, independientemente de la forma, están en su punto justo de cocción. Es un plato ligero, sabroso y que, a pesar del limón, libera perfectamente todos los aromas y sabor de la merluza.fartucate.net

Presa de cerdo ibérico con patatas gobernadas. La presa de cerdo es un producto muy socorrido por ser jugoso y muy sabroso. En este caso estaba perfecto, un gran cierre a la estupenda selección de platos.

fartucate.netAunque ya estábamos bastante satisfechos dejamos un hueco para el dulce, que fue bastante contundente, una Torrija caramelizada con helado de leche merengada. Estaba muy buena, el caramelo perfecto, crujiente pero no muy duro, el helado suave y sabroso. Un gran final de fiesta.

Vinos.

Santiago, el gran cómplice de Alfonso, nos seleccionó para la cena dos caldos más que correctos:

fartucate.netBlanco Viña Mein. D.O Ribeiro. Un vino con base de uva Treixadura, pero con toques, en distintas proporciones según el año, de otras uvas gallegas, Loureira, Albariño, Lado, Godello y Torontes. Es un vino afrutado, pero con muchos matices, flores, de larga persistencia en boca. Muy rico

fartucate.netTinto Viña Pomal 106 Barricas. Reserva 2010. D.O Rioja. Es una Edición Limitada de la excelente cosecha de 2010. El nombre se debe a las cosechas efectuadas desde la fundación de la Bodega en 1904. Es un Rioja clásico, con cuerpo, afrutado, algo de madera, elaborado con uva Tempranillo, un 90 %, con el resto, a partes iguales, de Garnacha y Graciano.

Acabamos con una copa para redondear la magnífica cena.

Realmente para nosotros, que visitamos muchos sitios, el Restaurante Palermo es una visita obligada en el occidente de Asturias y en el panorama regional. Alfonso tiene pensado actualizar algo el restaurante para adaptarlo a los nuevos tiempos, que sea algo menos clásico que actualmente, seguro que lo conseguirá y desde aquí le animamos a seguir innovando, a salir, a compartir sus conocimientos y adquirir otros nuevos, y contará con el respaldo de Fartúcate mientras siga trabajando así.

Muchas gracias a Alfonso y a Santiago, hacen que una visita a El Palermo sea algo muy gratificante.

J.M.

Acceso directo a crónica anterior de mayo 2015 sobre el Restaurante Palermo ➡

Acceso a crónica sobre la terraza de este restaurante ➡