Kate Zaharra – Bilbao

fartucate.net

fartucate.netSituado en las inmediaciones de Artxanda, en la carretera de Santo Domingo, con unas vistas impresionantes de la ciudad de Bilbao, el restaurante Kate Zaharra fue abierto hace más de 10 años por los hermanos Valiño, Amancio y Patricio, dos hermanos gallegos de Melide, ya muy conocidos en Bilbao tras sus más de veinte años de trayectoria en esta capital vasca.

Todo comenzó cuando decidieron trasladarse desde el centro de Bilbao hasta una de las zonas más altas de la capital vizcaína y construir este caserío, que abrieron en mayo de 2001. En su construcción, que duró algo más de dos años, utilizaron gran cantidad de material recuperado de derribos del País Vasco y otras procedencias, así como piezas centenarias tanto de Vizcaya como de otras zonas para completar construcción y decoración. El resultado no pudo ser mejor.fartucate.net

En nuestra visita a este restaurante, no tuvimos suerte con la climatología. Día frío, lluvioso y con algo de niebla que nos impedía disfrutar de las vistas y de las zonas al aire libre, así como completar lo que ellos llaman el Tour con la terraza descubierta. 7 personas a comer que iniciamos la visita bajando a una bodega con mesas rústicas, decorada con utensilios para elaborar el vino, labores de labranza y cientos de botellas de todos los tamaños.

Nos ubicamos en una mesa redonda del fondo, frente a una exposición de botellas de vino impresionante, pues eran vinos de una calidad enorme y lógicamente muy caros. Mientras que esperábamos que nos atendiesen, echamos un vistazo a la carta de vinos que es realmente espectacular. Más de 1000 referencias de vinos tanto nacionales como internacionales y con precios muy dispares, algunos un poco sobrevalorados.

Llegó el camarero que atiende la bodega y la verdad que nos liquidó rápido. No nos orientó ni explicó nada y se limitó a decirnos que mirásemos la carta, a pesar de nuestra petición de consejo. No fue un buen comienzo en lo que a atención se refiere, pues ya al entrar no nos hicieron mucho caso, aunque después, cuando subimos al comedor y nos encontramos con Amancio, todo fue perfecto.fartucate.net

Tras ver la carta de la bodega pedimos una ración y media de jamón que resultó un poco escasa, sobre todo por el precio (39€) y que si bien estaba rico tampoco era nada extraordinario. Para acompañarlo escogimos un tinto, La Malquerida 2011, vino de bodega Bruno Murciano & David Sampedro (Caudete de las Fuentes – Valencia), monovarietal elaborado con uva Bobal, variedad autóctona de Valencia. Es un vino muy limpio y poco intenso, quizás por estar ya un poco pasado de tiempo, frutal, nada complejo y poco persistente.

Pasamos a la segunda etapa del Tour con la ascensión a los comedores. Disponen de dos comedores interiores y una carpa climatizada al aire libre, que debido a las condiciones del día estaba cerrada por los lados como podéis ver en las imágenes. Nada más llegar arriba nos atendió Amancio Valiño, encantador en todo momento, y fue quien nos acompañó a nuestra mesa, ubicada en la terraza antes citada. Una mesa amplia y muy cómoda donde Amancio comenzó a recitarnos con una facilidad increíble todos los platos que podíamos disfrutar, la mayoría de ellos incluidos en las cartas que teníamos sobre la mesa. Carta en la que apenas hay platos “elaborados”, pues su cocina se basa principalmente en la calidad del producto.

Comenzamos la comida con unas croquetas de cigala. fartucate.net

Muy sabrosas, buen punto con bechamel fluido. El rebozado mejorable.

Seguimos con platos individuales de medias raciones que nos parecieron muy abundantes y a un precio más que interesante, 8€ por ración. Dos platos de verduras, Alcachofas y Menestra, radiantes de frescura y bien elaborados, y Garbanzos con bogavante, uno de los platos más populares de este restaurante, con los garbanzos bien impregnados del sabor a bogavante, caldo exquisito y un trozo aceptable de bogavante en cada plato. La calidad de los garbanzos es bastante mejorable pero en general es un buen plato y a muy buen precio.

Como plato principal solo un comensal optó por las Albóndigas de solomillo, hechas con carne de altísima calidad, salsa deliciosa y acompaña de patatas fritas también muy buenas.

El resto de comensales todos pescado, Rey y Rodaballo, raciones de buen tamaño, pescado muy fresco de una calidad excepcional y preparado a la perfección. fartucate.net

Tres postres caseros para finalizar una gran comida:

Panchineta, que es el hojaldre con nata y crema, postre típico y muy rico; Tostada sobre crema chantilly, otro clásico de Bilbao muy bien hecho y también muy rico y Tarta de queso casera, igualmente deliciosa y con buena textura.fartucate.net

De bodega escogimos un vino tinto que conocemos muy bien y que nunca falla, Murua 2017, un excelente rioja de Bodegas Masaveu, bodega riojana que visitamos no hace mucho tiempo cuya crónica detallada podéis ver en la sección Bodegas de esta web. fartucate.net

Para acompañar a los pescados un blanco Godello de Valdeorras, Guitian, del que ya os hablamos en otras crónicas, vino muy fresco, ligero, con muchos aromas a frutas y flores, recuerdos de muchas variedades y fácil de beber. Creemos que se equivocaron en el precio de este vino pero no dijimos nada, ya que nos invitaron a cafés, copas y chupitos por un importe muy superior a la diferencia que podía haber en lo que creemos un error de precio.fartucate.net

Por instalaciones, variedad y calidad de producto, especialmente los pescados, la amabilidad y atención de su personal, sobre todo por Amancio que es un auténtico crack, y solo con la excepción de lo ya comentado de la bodega, podemos decir que el Kate Zaharra es uno de los mejores restaurantes de Bilbao, que efectivamente no es barato y que las facturas suelen ser abultadas, pero estudiando bien la carta  se puede comer muy bien por un precio razonable.

M.M.