El Bodegón de Teatinos – Oviedo

fartucate.net

fartucate.net19 de Octubre, tradicional fiesta del Desarme en Oviedo, en la que los restaurantes de la ciudad, alrededores y concejos limítrofes, sirven hasta 25.000 menús de “desarme”.

Existen tres teorías para establecer las raíces de esta celebración. La más popular, aunque no es coincidente con la fecha, es la que se refiere al 6 de Julio de 1836 durante la primera guerra carlista. Cuentan que varios batallones carlistas instalados en Lugo de Llanera esperaban órdenes para caer sobre Oviedo. Los vecinos, defensores liberales, no ofrecieron resistencia, pero si planearon ofrecer a los milicianos un abundante rancho a base de garbanzos con bacalao y espinacas, seguido de enormes cacerolas de callos, todo ello acompañado de grandes cantidades de vino. Los batallones tras disfrutar de semejante banquete, muy poco habitual en la época, cayeron en una placentera siesta, momento en que los vecinos aprovecharon para requisarles todo el armamento.fartucate.net

Como decíamos, esta celebración, que ya tiene más de un siglo, hace que todos los restaurantes se llenen y que no resulte fácil conseguir una mesa. Nosotros optamos por El Bodegón de Teatinos, situado en el barrio del mismo nombre, en el que una de sus especialidades son los callos, que no faltan en su carta en ninguna época del año, a pesar de ser un plato que apetece más en los meses de más frio. Podemos asegurar que siempre los sirven  muy ricos.

El menú, a 20 €, estaba acompañado de Montelciego crianza 2013, un Rioja 100% tempranillo, con 12 meses de barrica, muy agradable de beber. Lógicamente, incluido en el precio del menú, no puede ser un “vinazo” pero si resultó un buen acompañamiento.

 Garbanzos con bacalao y espinacas.fartucate.net

Garbanzo fino y bien cocido, sin notar en ningún momento las pieles, ni duros ni desechos. Espinaca con cocción perfecta y bien escaldada previamente, que hace quitarle el sabor a “verdín” típico de la espinaca y que en muchas ocasiones no se consigue y resulta un tanto desagradable en los platos. El bacalao muy correcto. Conjunto muy ligado, mucho sabor y en definitiva, un buen plato.

Callos. fartucate.net

Perfectos. Picados muy pequeños (hay quien le gustan más grandes), punto de cocción perfecto, gelatinosos y con un sabor estupendo.

Arroz con leche.

Para nuestro gusto demasiado caramelizado. Al no tener un buen requemado, hacía que el caramelo se mezclase mucho con el arroz y le daba un dulzor excesivo.fartucate.net

Frixuelo con nata.

Exquisito.

Tres años hacía que habíamos tomado el desarme en este restaurante, resultando menos agradable la experiencia que en esta ocasión, en la que sí disfrutamos plenamente de una excelente comida.

P.J.